Ryuichi Sakamoto (vídeo)

Video La genialidad de Ryuichi Sakamoto Despierta tu mejor tú

RYUICHI SAKAMOTO, pianista, compositor, director de orquesta, cantante, escritor, productor y actor japonés, es uno de mis músicos favoritos, ¿Que no le conocéis? No, eso no puede ser, os voy a demostrar que sí sabéis de quien hablo... Sakamoto compuso las bandas sonaras de "Merry Christmas Mr. Lawrence" (1983), "El último Emperador" (1987), "Black Rain" (1989) y "El Mar Mediterráneo" (composición para la apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992), entre otros muchos éxitos. ¡Veis como sí le conocíais!

¡Vamos con el experimento!
 
Quiero que en primer lugar escuchéis al jovencísimo Sakamoto interpretando una composición suya: "Self Portrait" (Autorretrato).
 
 
Ahora escuchad el mismo tema musical ,"Self Portrait", interpretado también por Sakamoto, pero ya pasados unos añitos y peinando canas. Esta vez pinchad abajo en la imagen del post.
 
Decidme ¿qué veis?
 
 
TRANSMUTAR EL PLOMO EN ORO
 
Vemos y escuchamos a un jovencísimo Sakamoto en el primer vídeo, recién finalizados sus estudios de música en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio. El título de la obra es esclarecedor: Autorretrato. Una composición que habla de él: de lo que siente, de lo que quiere, de lo que espera, de lo que no conoce, de sus dudas... La melodía es una constante referencia a sí mismo. Su rostro, si lo observáis, refleja  todo eso y más. Se encuentra en una sala de grabación nada sofisticada tecnológicamente hablando. Ryuichi es aún un proyecto de gran músico. Su composición contiene el germen de la genialidad.
 
En la segunda versión, Sakamoto, peina canas, ya no se encuentra en una sala de grabación al uso, sino en un escenario dispuesto a dar un concierto para un gran número de asistentes al acto. Inicia sus primeras notas de la melodía con una suave solemnidad, dando y dándose el tempo perfecto de ejecución. Los dedos de sus manos no quieren dominar el teclado; poseer cada tecla del diapasón. Todo lo contrario, las respeta porque, de ellas, nada conseguirá, que valga la pena, si las aporrea adoptando una posición de poder sobre ellas, como pretendía en su juventud: Su actitud sentado frente al piano es reverencial. 
 
A lo largo de su transitar melódico nos relata todos los momentos que su alma ha sentido y experimentado. Ausente de reproche o desdén hacia lo vivido; sacralizando cada momento como necesario e irrevocable. Desde ese preciso momento, desaparece una melodía intimista para dar paso a un himno, un canto a la Existencia. 
 
El final llega (se resuelve) replegándose e integrando la grandeza y pequeñez que encierra el misterio de toda existencia en las notas picadas y agudas del final, dejando suspendida en el aire la última nota.
 
La existencia de las personas se asemeja al ciclo de las 4 estaciones: Todas ellas poseen y reflejan la belleza de un proceso Único.

 

Imagen: Despierta tu mejor tú / Jaime Domínguez.

 

Categoria: 
Bookmark and Share

Comentarios

No conocía la música de este músico y compositor. ¡Es una pasada!

Yo tampoco lo conocía. Estoy de acuerdo con Israel.

Añadir nuevo comentario

No se publicarán los mensajes que sean intolerantes o irrespetuosos y que no sigan las reglas de netiqueta.

Los campos marcados con * son obligatorios.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los carácteres mostrados en la imagen