Tenía que hacer algo que me diferenciase de mis compañeros

Entrevista a Esther Mussons_en_ www.despiertatumejortu.es

Os presento a Esther Mussons, 21 años, nació en Navalmoral de la Mata y reside en Madrid.

Compatibiliza su último curso de Grado en Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid y su trabajo, desde el pasado octubre, en Estudios de Política Exterior, un grupo editorial privado e independiente que analiza los intereses exteriores de España y la cultura española en el mundo.

Además del español, Esther habla tres idiomas: inglés, francés y chino.

La primera vez que viajó sola al extranjero tenía 13 años, desde entonces ha pasado los veranos en Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y China.

 

Enrique: Esther, ¿qué te decantó a elegir la carrera que estás estudiando? Explícanos cómo tomaste la decisión...

Esther: Cuando me tocó decidir qué hacer con mi futuro era el año 2010. Desafortunadamente, por aquella época la única palabra que hacía eco era "crisis". Esto junto con mi intención de hacer periodismo -carrera que está saturada- era mala combinación. Por esta razón, decidí poner como primera opción Relaciones Internacionales y adentrarme en un mundo que, en realidad, no sabía muy bien si me iba a gustar.

La decisión la tomé yo misma, ya que mis padres, para no condicionarme, no objetaron nada sobre ninguna de las carreras que tenía en mi lista. La decisión debía de ser mía, era mi futuro y ellos me iban a apoyar tomase el camino que fuese.

Enrique: Qué salidas profesionales ves a tus estudios...

Esther: El grado de Relaciones Internacionales ofrece un amplio abanico de salidas profesionales, desde la cooperación hasta corresponsal internacional pasando por inteligencia del estado, analista o diplomático. Desde el primer momento tuve muy claro que no iba a opositar para la carrera diplomática. Entre las demás salidas la que más me llama la atención es la de corresponsal y en segundo lugar el tema de seguridad y defensa.

Enrique: Estás estudiando chino, un idioma complejo para cualquier estudiante europeo. El pasado mes de junio, coincidiendo con la finalización del curso académico, has viajado a China permaneciendo los meses de julio y agosto. Esther, ¿qué ha supuesto este viaje; se cumplieron las expectativas que tú esperabas?

Esther: Cuando empecé la carrera me di cuenta de que tenía que hacer algo que me diferenciase del resto de mis compañeros. Dudé entre ruso y chino, pero me decanté por chino ("China es el futuro").

Empecé yendo a clases de mandarín y mi interés por China fue en aumento con el paso de los días, ya no solo era clases de chino, eran cursos de protocolo chino, seminarios sobre China y miles de libros sobre china. Era mucho lo que había leído, estudiado y oído, por lo que decidí que tenía que verlo con mis propios ojos.

El principal objetivo de mi viaje era mejorar el mandarín y, además, conocer la vida cotidiana y la forma en la que los chinos ven la vida. Después de dos meses allí, en contacto diario con gente local, me di cuenta que la idea que yo tenía sobre China era totalmente diferente a la realidad.

Todos los países tienen tópicos y yo fui con esa mentalidad. Me pensaba que China era un país muy cerrado, donde sólo iba a comer arroz y donde la gente sólo se dedicaba a trabajar sin tener ningún tipo de ocio. Regresé con una idea muy diferente de China y con bastante soltura hablando mandarín. Por lo que sí puedo decir que se cumplieron mis expectativas.

Enrique: Esther, ¿qué recomendaciones sugerirías a los jóvenes que tuviesen la intención de viajar a China el próximo verano? Me refiero a cómo preparar el viaje, qué lugares visitar, a qué instituciones chinas han de dirigirse para recabar información universitaria o profesional, mejor tipo de alojamientos para pasar uno o dos meses, etc...

Esther: La palabra clave para alguien que quiera visitar China es paciencia, mucha paciencia y, sobre todo, en verano cuando las temperaturas y la humedad son muy altas.

Para conocer realmente Pekín no basta con visitar las zonas más turisticas como Tian'anmen o Wangfujing que están plenamente occidentalizadas y donde la mayoría de las personas hablán inglés. El encanto está en adentrarse en los "hutongs" (que en chino significa callejón) y poder descubrir la verdadera China de hace miles de años donde todavía se respira el aire de la China Imperial con las dinastías Ming o Quig: viviendas sin cuartos de baño, pekineses paseándose en pijama (ya que tener uno es signo de privilegio), o niños que, en vez de llevar un pañal, llevan un pantalón con una abertura.

En cuanto a los universitarios, con la apertura del país bajo la reforma de Deng Xiao Ping, el número de estudios impartido en inglés ha aumentado considerablemente y, por tanto, el número de extranjeros que deciden realizar sus estudios allí. La mayoría de los estudiantes chinos estudian la carrera en el extranjero, país como EE.UU., es por esto por lo que el Gobierno chino está invirtiendo cada vez más en educación e intentar, de esta manera, que la gente se quede en China.

El alojamiento es uno de los principales problemas en China. A diferencia de la comida que es muy barata, encontrar piso en Pekín es una locura. Los precios son muy altos en comparación con los salarios, por este motivo la mayoría de la población se concentra en lo que se denomina como 5º anillo, bastante alejado del centro de la ciudad. Esto implica que aumente el tráfico y consecuentemente la contaminación. Ante esto, el Gobierno ha establecido el precio del metro a 0,20 céntimos/billete y además, ha obligado a los taxistas a subir el precio del trayecto (aún así muy barato con respecto a España).

Enrique: Estás realizando tus estudios en una Universidad pública, muchos alumnos este año no habrán podido matricularse, y otros se habrán visto obligados a hacerlo de menos asignaturas debido a la reciente subida de precio de las tasas del curso académico. También sufre una subida la matrícula de asignaturas en 2ª, 3ª, 4ª... convocatoria. Lo que significa que el estudiante, en la mayoría de los casos, no se ha tomado lo suficientemente en serio aprobarlas. Ya en tu último curso de carrera, cómo percibes este tema tan controvertido, cuál es tu opinión sobre las nuevas circunstancias que rodean a los alumnos universitarios, ¿son injustas? ¿desproporcionadas, quizás?

Esther: En mi caso, este año he pagado el triple por la matrícula de lo que pagué el primer año, siendo todas las asignaturas primera convocatoria. La mayoría de mis compañeros tienen que compaginar trabajo con estudios con esta desorbitada subida de tasas.

En definitiva, pagamos el triple y las prestaciones son menores ya que, en muchos de los casos, no tenemos profesores especializados o las clases son de más de 100 personas en el sistema Bolonia, lo que hace que al fin y al cabo los perjudicados seamos nosotros.

El futuro de la Universidad Complutense está muy negro así como el prestigio que ésta tenía con su deuda de millones de euros.

Enrique: El año que viene, tras superar el curso, obtendrás el estatus de 'Graduada', ¿te matricularás en algún Máster o barajas otras posibilidades?

Esther: Entre mis planes de futuro cercano está el volver a China para seguir mejorando el idioma, planteándome también la posibilidad de realizar un Máster semipresencial al mismo tiempo.

Otra de mis opciones es Taiwan. El gobierno de Taiwan oferta varias becas para españoles que quieran realizar Máster en Mandarín con previa preparación para aquellos que no alcanzan el nivel deseado con el idioma. Por lo que, de momento, estoy barajando varias posibilidades, pero todas ellas en China.

Enrique: Háblanos de tu reciente colaboración en la revista "Estudios de Política Exterior".

Esther: Me llamaron de Estudios de Política Exterior a finales de septiembre, y de un día para otro me tenía que poner a trabajar. Estudios de Política Exterior edita tres revistas: Economía Exterior, Política Exterior y Afkar/ideas, así como informes semanales con la actualidad de la semana.

La verdad que en ningún momento me hubiese imaginado trabajar en una revista, pero después de llevar 1 mes ahí he de decir que es un campo muy enriquecedor, ya que tienes que estar al día en todos los campos así como en todas las regiones del mundo. En concreto, mi trabajo consiste en la gestión de las revistas digitales así como acudir en representación a conferencias de instituciones como Casa Asia o El Cano. Además, han publicado varios artículos firmados por mí.

Artículos firmados por Esther Mussons en Política Exterior:

"Japón y Estados Unidos estrechan lazos militares en el Pacífico" (04/Octubre/2013)

"La extrema derecha en Europa" (16/10/2013)

Enrique: Cinco cuestiones muy breves y una sola condición... que no pienses mucho la respuesta:

Una manía...

Esther: Morderme las uñas.

Enrique: Una frustración...

Esther: No haber seguido mis clases de gimnasia rítmica.

Enrique: Una película...

Esther: "Un ciudadano ejemplar" de F. Gary Gray.

Enrique: Un libro...

Esther: "Los hombres que no amaban a las mujeres" de Stieg Larsson.

Enrique: Un hito histórico...

Esther: La crisis de los misiles cubanos de 1962.

 

Enrique: Esther, gracias por compartir tus inquietudes con nosotros y con otros jóvenes que estén interesados en estudiar en China. Deseamos que sigas luchando por tus sueños con fuerza y convicción... Gracias, también, por confiar en el proyecto "Despierta tu mejor tú".

Esther: Gracias a ti Enrique, espero que sirva de empujón para todos aquellos que tengan en mente escaparse a China. 

 

Una joven universitaria decidida y audaz, y unos estudios (Relaciones Internacionales) más que interesantes.

Desde jovencito he permanecido muy atento a los acontecimientos internacionales ya fueran políticos, de índole social o religioso. Observad lo que afirmaba hace 33 años el profesor de Historia de Bill Clinton, ¿os suena de algo?  

<<Los imperios económicos internacionales están interesados en promover el endeudamiento de los gobiernos. Cuanto más alta es la deuda, más caros son los intereses. Pero además pueden exigir al presidente de turno privilegios fiscales, monopolios de servicios o contratos de obras. Si éste no acepta provocarán su caída, promoviendo disturbios y huelgas que, al empobrecer a la nación les obliga a claudicar ante lo que piden>>.

Carrol Quigley, profesor de Historia en la Universidad de Georgetown. También impartió clase en Princeton y Harvard (De su libro "Tragedy and Hope" (Tragedia y Esperanza), Editado en 1975.

 

Imagen: Despierta tu mejor tú / Esther Mussons.

 

Categoria: 
Bookmark and Share

Comentarios

Realmente eres una joven luchadora e inteligente, continúa así. Bon dia.

Si algo genuinamente puede cambiar nuestra vida, sin lugar a dudas ese algo es estudiar. Mucha suerte, Esther, en tu regreso a China.

Eres muy valiente, Esther. A mí me cuesta mucho separarme de mi familiar, mi barrio, mis amigos y por si fuera poco soy negado para los idiomas, seguro que consigues llegar donde te has propuesto o donde te propongas. Es bochornoso que una matrícula haya triplicado el precio. Cualquier joven de 21 años debería estar estudiando en la universidad, o formandose profesionalmente para ejercer una profesión, por desgracia hay jóvenes que ni estudian ni trabajan. Suerte, Esther!!

Parece que las mujeres se atreven a cursar estudios que en el pasado fueron típicos de varones. Me ilusiona ver a chicas jóvenes que apuestan por carreras universitarias más complejas. Todas las amigas de mi madre son maestras, enfermeras, asistente social, logopeda o esteticista, supongo que era otra época y otras circunstancias.

Añadir nuevo comentario

No se publicarán los mensajes que sean intolerantes o irrespetuosos y que no sigan las reglas de netiqueta.

Los campos marcados con * son obligatorios.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los carácteres mostrados en la imagen