Caos Calmo
Película_Caos calmo
Director: 
Antonello Grimaldi
Guión: Nanni Moretti, Laura Paolucci y Francesco Piccolo
Basado en la novela Caos calmo de Sandro Veronesi (2005)
Reparto: 
Nanni Moretti, Valeria Golino, Isabella Ferrari, Alessandro Gassman y Beatrice Bruschi

Sinopsis

En el mismo momento en el que Pietro está salvando la vida a una desconocida en la playa, su mujer muere víctima de un desafortunado accidente doméstico. Tras el sepelio, mientras todo su entorno espera servir de consuelo a su duelo, él alivia su caos interior deambulando tranquilo por el parque situado a las puertas del colegio de su hija con el único propósito de que esta termine su jornada escolar. Ante su incomprensible e inquietante conducta social, sus compañeros de trabajo, sus amigos, familiares y conocidos intentarán hacerlo reaccionar.

Imagen: Productora Fandango, Portobello Pictures, Rai Cinema, Ministero per i Beni e le attività Culturali (MIBAC), PHOENIX Film Investment.

Merece que la veas por...

Esta película es en sí una paradoja vital tan humana y real como cualquiera de nuestras existencias. Basada en la novela homónima de Sandro Veronesi, la historia se convierte en el retrato de la deriva emocional de un hombre de mediana edad que decide esconder su dolor para sumergirse, por voluntad propia, en ese extraño duelo sin lágrimas en el que los sentimientos a los que no somos capaces de enfrentarnos acaban convirtiéndonos en una mala copia de nosotros mismos.

En su desesperación, ajeno a todos los que le rodean, el protagonista maquilla de calma exterior lo que, en realidad, le supone un caos interior de consecuencias demoledoras. Calla, no porque no tenga nada que decir, sino porque no sabe cómo ni a quién decirlo. De esta manera tan particular toma conciencia de su propio vacío interior sin necesidad de vestir de negro, ni por dentro ni por fuera. Al margen de los convencialismos más comunes, comienza poco a poco a digerir su circunstancia actual sin llegar a acostumbrarse a su amargor, aun siendo consciente en cada momento de él. Calla pero no huye.

A través de esta emotiva historia se nos revela que ciertamente la pérdida de un ser querido es irreversible, pero el dolor que consume las entrañas y aletarga los pensamientos está bendecido por el don de la reversibilidad. Solo es una cuestión de actitud vital... y de tiempo.

Bookmark and Share

Comentarios

A los acontecimientos que irrumpen en nuestra vida, tenemos la libertad de reaccionar como queramos o sepamos. Son tantas y tantas las vivencias que condicionan nuestra respuesta a ciertos acontecimientos. Uno de los más duros y difíciles de digerir, sin duda, es la muerte de un ser querido. Gracias, Silvia.

Es una auténtica lástima que, ante situaciones concretas por las que sin remedio debemos atravesar (la muerte de un ser querido en el caso que nos ocupa), la sociedad espere de nosotros una respuesta igualmente concreta (la tristeza, el duelo, la pena, la desazón), sobre todo porque, como bien apuntas, "tenemos la libertad de reaccionar como queramos o sepamos". Gracias a ti, Antonio.

No recuerdo si en la película o en la novela se relata de por qué se comportar como se comporta Pietro ¿Me podrías sacar de dudas, Silvia? Me ha encantado tu reflexión. Bon dia

No, Teresa, al menos en la película no se explica cuál es la razón que empuja al protagonista a actuar de esa manera. Uno de los personajes (no revelo quién) lanza al aire una acusación directa, posiblemente la que la mayoría sospeche, pero todo queda reducido a una anécdota más del periodo de duelo. Espero haberte despejado la duda. Buen día para ti también.

Silvia no conocía al escritor Sandro Veronesi, me recomendarías algún libro de este autor?? Gracias, buen fin de semana.

Buen día, Amparo. Lo cierto es que de Sandro Veronesi en nuestro país (corregidme si me equivoco, por favor) solo encontramos la traducción de CAOS CALMO (Editorial Anagrama), así que no hay mucho donde elegir. Puesto que la crítica ha sido unánime respecto al valor literario de esta novela, ¿por qué no empezar con ella?

He seguido tu sugerencia y he comprado la novela de Veronesi. Esta noche, me prepararé con pijama incluido y me lanzaré a la aventura de abrir el libro por la primera página...

Amparo, se dice de Veronesi que tiene la capacidad de hacernos comprender cómo, cambiando solo un poco el punto de vista, la realidad que nos rodea nos puede parecer del todo diferente. Espero que te atrape su pluma desde la primera página. Un saludo.

P.S. Cuéntanos, por favor, tus sensaciones al cerrar el libro por última vez.

Cuando falleció mi padre yo pensé que reaccionaría bien. Quizá porque padecía una grave enfermedad crónica y el final se veía venir, sin embargo me cogió de sorpresa, no creí que me afectaría tanto. Estuve como ausente, incluso cuando regresaba a casa del trabajo aún tenía la sensación de que se encontraba en su habitación. Tarde más de un año en llorar su muerte. Sentí un vacío muy grande. El día que falte mi madre tampoco sé como reaccionaré, es una sensación que me confunde y prefiero no pensar en ella. Me encantó el post. Hasta pronto!!

El duelo consiste precisamente en ese vacío, Eva, que hay que llenar. Afrontar una pérdida es un laborioso trabajo de reconstrucción personal que, dependiendo de las circunstancias que se atraviesen en ese momento concreto, nos llevará más o menos tiempo. Sin embargo, coincido contigo, no pensemos ahora en las sensaciones que no nos aportan nada positivo. Gracias, Eva, por compartir.

A lo mejor es mucho pedir, Silvia, pero sería posible que seleccionaras un "libro con estrella" que trate sobre los "celos". Es un tema que a mí personalmente me interesa mucho. Perdona mi atrevimiento. Muchas gracias

No hay nada que perdonar, Eva, acepto tu petición encantadísima. Si es posible, me ayudaría mucho saber en qué plano quieres que esté enfocado el tema (familiar, laboral, social, de pareja) y si prefieres ficción novelada o lo que suele llamarse "autoayuda". Gracias a ti por ayudarnos a crecer.

Hola Silvia. Verás me interesa el enfoque de los celos en las relaciones de pareja y prefiero la ficción novelada, aunque si tienes preferencia o conoces algún libro interesante de autoayuda que toque el tema en profundidad, por mi parte no hay problema, estoy segura de que me será de utilidad. Muchas gracias

Gracias a ti, Eva. En breve podrás leer mi recomendación en la web. Confío en que cumpla tus expectativas. Un abrazo.

Pensé que te habías olvidado de mis "celos", Silvia. Seguiré pendiente de las entradas de la web como tú me apuntas. Gracias de las de verdad, no de las de compromiso, eh??

No me olvido, Eva, nunca me olvido, todo se reduce a una simple cuestión de tiempo. A veces ese caprichoso se confabula en mi contra para que no pueda encontrar las palabras exactas, En cualquier caso, ya tienes en la web "La mujer justa". Si decides comprar el libro (la edición de bolsillo cuesta menos de diez euros), léelo sin prisas, por favor. Cada línea, cada párrafo, cada página de esa historia es un regalo, créeme. Feliz y provechosa lectura, Eva.

Yo creo que la manera en que asumimos la muerte de un ser querido tiene mucho que ver con el cómo vivimos. A lo mejor es una tontería pero yo lo veo así.

Andrés, tengo una buena amiga que, cuando descubrió el daño tan indescriptible que le suponía la pérdida de un ser querido, decidió apartarse poco a poco de los suyos. Esta reacción que puede resultar algo absurda le sirve desde entonces de mecanismo de defensa contra algo por lo que, inevitablemente, todos debemos pasar. Como bien refieres, en la mayoría de los casos se asume la muerte respecto a la vida, así de simple.

Añadir nuevo comentario

No se publicarán los mensajes que sean intolerantes o irrespetuosos y que no sigan las reglas de netiqueta.

Los campos marcados con * son obligatorios.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los carácteres mostrados en la imagen