Nadie se salva solo...

Claudia Chirino  en Despierta tu mejor tú

Mi nombre es Claudia Chirino, nací en la provincia de San Juan, en Argentina. Me gradué en la Universidad Nacional de San Luis como Licenciada en Psicología.

Desde pequeña me incliné a las artes, formando parte de talleres de pintura y más tarde de literatura.

Me desempeñé durante largos años en el área de salud de mi provincia, hasta que por motivos familiares emigré a la provincia de Mendoza.

Formada en Psicología Cognitiva Conductual, con el tiempo mi inclinación fue variando y hallé en el abordaje Transpersonal el sitio más apropiado para mis desarrollos en lo concerniente al Tarot Transpersonal y las incursiones en temas de consciencia que hace años vengo difundiendo, compartiendo y divulgando en las redes sociales y a través de mis blogs.

El servicio es una constante que atravesó mi vida, creo que nuestros dones tienen sentido solo si se ponen a consideración de otros, para ser un instrumento válido.

Apasionada, comprometida con los que desaparecieron de la sociedad (marginales, vulnerables que se esconden para no verlos), mi tarea es salir al encuentro y mostrarlos.

De gustos simples y de metas trascendentes que dejen semilla en los demás.

 

Enrique: Qué te decantó por la Psicología en menoscabo de otras ciencias, Claudia.

Claudia: Mi identificación con las ciencias humanas, aunque el arte estuvo dentro de las posibles carreras, finalmente me decidí por la Psicología, muy a tono con el profundo cariño que tenía a un viejo profesor de Psicología de la Escuela Secundaria.

 

E.: Claudia, tu especialidad es la Psicología Transpersonal, háblanos de ella...

CL.: La Psicología Transpersonal surge a partir del psicólogo suizo Carl Jung. Se abre y se nutre a la incorporación de otras vías de autoconocimiento ancentrales como las del Orientalismo, Culturas primitivas, Astrología, Tarot... y descubre el llamado Insconciente Colectivo en donde halla los símbolos comunes a todos sin distinción de razas y momentos históricos.

La Psicología Transpersonal se denomina así porque alude a lo que está más allá de lo personal; es decir, a las máscaras de la personalidad y el ego.

Apunta a la evolución de la consciencia y a reconocernos como seres completos. La condición sine qua non es el enfrentamiento de la llamada "Sombra" (todas nuestras partes negadas, escindidas o proyectadas en los demás), para así aspirar a la autotranscendencia.

E.: ¿El "espacio Transpersonal" se queda en el umbral que da paso al "espacio Espiritual" o llega a rebasarlo? (Espacio o mundo, como mejor se entienda, Claudia).

CL.: La Psicología Transpersonal explora todas las áreas al trabajar con el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.

A diferencia de otras ramas incluye la espiritualidad y aborda instancias que transcienden la personalidad como la experiencia mística, el éxtasis y la iluminación, antes circunscritas a la Religión.

La Psicología occidental ha aislado el crecimiento psicológico de la búsqueda espiritual como si fuera objetivos sepados y antagónicos. Por su parte, las disciplinas espirituales han solayado la Psicología en el camino del despertar espiritual.

La Psicología Transpersonal se ha convertido así en una nueva escuela denominada "cuarta fuerza". Las primeras, el Psicoanálisis y el Conductismo con su enfoque patologizante, descuidan las mayores posibilidades de crecimiento humano. La Psicología Humanista, tercera fuerza, hace hincapié en el crecimiento personal. Y, por último, la Psicología Tanspersonal que apunta a la autorrealización en la búsqueda del significado de la vida.

 

E.: La Psicología está inmersa en casi todos los campos sociales e instucionales. Profesionales con conocimientos específicos en psicología, forman parte de los equipos de adiestramiento de los Grupos de Operaciones Especiales de los mejores Ejércitos y Policías del mundo; aconsejan a partidos políticos para que su campaña y discurso sea más creíble de cara a sus potenciales electores; o, a empresas para elevar sus índices de venta (podríamos citar más ejemplos, pero nos extenderíamos en exceso). Sin embargo, la Psicología, solo se encuentra en los planes de estudios universitarios como licenciatura o grado, no en los planes de enseñanza secundaria y bachiller. Por qué crees, Claudia, que no hay psicólogos en las aulas enseñando a nuestros jóvenes habilidades sociales, qué son y cómo funcionan las emociones, a abordar su adolescencia y los conflictos relacionados con ella, etc.? ¿La Psicología, en estos planes de enseñanza, solo es importante para medir los coeficientes de inteligencia (C.I.) de estos alumnos?

CL.: Desconocía el dato que me explicas, el referido a la ausencia de esta materia de psicología en la currícula del secundario en España.

Bueno, no es extraño puesto que, hasta no hace muchos años, la Psicología fue la cenicienta de la Psiquiatría bien cerca de lo palpable del modelo médico científico. La Psicología fue antaño siempre una amenaza para las estructuras y las instituciones, ya que solo se acepta en tanto no movilice reflexiones, conocimientos, y menos aún, abra consciencias.

Las herramientas se muestran y dan a conocer solo para cuantificar y maquillar en perjuicio de lo que importa: apertura y posibilidad de transformación genuina individual y colectiva.

 

E.: Claudia, ¿crees que a la gente le interesa el tema de la consciencia y el autoconocimiento? Más aún, ¿les interesa su autotranscendencia?

CL.: La tecnología le permitió y permite a los humanos avanzar de manera inusitada en casi todas la áreas para mejorar su bienestar, escalar la esperanza de vida y, en apariencia, eso es reconocido como índices saludables en el desarrolo humano, pero creo que, en la esfera psico-espiritual, seguimos en la edad de piedra, en una ignorancia profunda de lo que somos en verdad y, por su puesto, insertos en una gran pileta que se llama cultura, que prefiere mantenernos inconscientes, dormidos, para que sigamos siendo ovejas productivas que consumen y que se pueden asustar con los lobos de los mandantos.

 

E.: Emprendiste un proyecto: "SÍ ACOMPAÑO". Cuéntanos en qué consiste y qué te empujo a materializarlo, Claudia.

CL.: SÍ ACOMPAÑO es una propuesta y proyecto de consciencia solidaria, compasiva hacia los demás. El psiquiatra chileno Claudio Naranjo habla de la urgencia de la solidaridad en la humanidad como un problema crucial en vías de evolución o no.

La propuesta se basa en donar una parte pequeña o grande de nuestro tiempo para acompañar, en la manera que cada uno pueda, a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad (asilos, geriátricos, instituciones, etc.) o fuera de ellos en situación de calle (los conocidos "sintecho"), así como a discapacitados o cualquier tipo de marginalidad para motivar a todos nosotros a empezar a "verlos", porque cuando vemos es más difícil echar la mirada a un costado...

Todos podemos dar una partecita de nuestro tiempo a favor de alguien que nos espera.

Hace varios años trabajo como voluntaria de tiempo, y siempre creí que esta actividad es injustamente soslayada por su costado frágil, ya que el voluntariado a veces está y otras no. La gratuidad le imprime esta condición que termina minando la nobleza de sus características. En este sentido es mi tarea, tratar de erigirlo como una actividad que se mantiene en el tiempo, que represente un comprimso real con los demás. Tarea titánica, sea dicho de paso, en un mundo que se mira el ombligo y trabaja para consumir.

 

E.: Para aquellos lector@s de "Despierta tu mejor tú" que se encuentren interesados en inicarse en la lectura de temas de Psicología Transpersonal, qué tres libros les recomendarías, Claudia.

CL.: "El Hombre y sus Símbolos" de Carl Jung, "La enfermedad como Camino" de Thorwald Dethlesfsen y Dahlke Rudiger y "Las Noches Oscuras del Alma" de Thomas Moore. También, no estrictamente de psicología, hay clásicos de la literatura universal que nos internan en el gran descubrimiento de lo esencial que somos, como es el caso de "El Principito" de Antoine de Sanint-Exupéry.

 

E.: Cinco cuestiones muy breves y una sola condición... que no pienses mucho la respuesta:

Una manía...

CL.: El Servicio.

E.: Una frustración...

CL.: No saber trasmitir un mensaje.

E.: Un libro...

CL.: "Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago.

E.: Una película...

CL.: "Gente como uno" de Robert Redford (Título en la cartela española: "Gente Corriente")

E.: Un hito histórico...

CL.: La guerra de las Malvinas. 

 

E.: Gracias por tu disponibilidad para con el proyecto "Despierta tu mejor tú". Sé que andas embarcada con la redacción de tu próximo libro, espero y deseo que te conceda muchas satisfacciones personales y profesionales, Claudia.

CL.: Gracias a ti, Enrique, por tu generoso ofrecimiento de entrevistarme, deseo que pueda servir de medio para acercar a las personas al ámbito más profundo de su existencia: su alma.

Si me permites -a modo de despedida-, Enrique, recuerdo algo que escribí años atrás y que me caracteriza: "Nadie se salva solo, no. Como nadie se pierde solo, lo hacen miles detrás de uno".

Recordemos que la gesta de los maestros que nos antecedieron hubiera sido en vano si solo nos salvamos solos.

Epílogo

En los pasillos de la universidad, entre clase y clase, tres compañeros acostumbrábamos a comentar lo que nos había llamado la atención del tema tratado por el profesor. En una ocasión, un profesor, al escucharnos que discutiamos sobre el género humano y sus peculiaridades, se introdujo en la conversación y espetó: "El mundo se divide, esencialmente en dos clases de personas: 'Los cuidadores y los cuidados', a cuál de los dos grupos pertenecéis vosotro@".

Imagen: Despierta tu mejor tú / Claudia Chirino.

Categoria: 
Bookmark and Share

Comentarios

Encolumnada detrás de los cuidadores claro, nadie se salva solo...
gracias a ustedes por llevar el mensaje!!!

Muy bueno, Claudia. Un abrazo.

Me ha gustado la entrevista. Mi enhorabuena a Claudia Chirino y al director de Despierta tu mejor tú. Saludos

gracias Antonio por tu lectura!!!

Gracias a ti por tu interés en visitarnos y participar con tus comentarios, Antonio. Un abrazo.

Todo tiene un precio en la vida, ¿cuál es el precio de llegar a ser un@ mism@? No conocía la Psicología transpersonal, Claudia. Ah, de los libros 3 libros que recomiendas, ¿por cuál empiezo o da lo mismo el orden? Muchas gracias.

El precio de ser uno mismo en ésta cultura puede ser alto debido a que todo está construido para que seamos respondamos a la matrix del sistema, pero la autenticidad nos conduce a ser personas completas, no perfectas, recuperando nuestras partes escindidas.
Con respecto a los libros elige primero el que te diga tu corazonada, usa la intuición.
Gracias por tu lectura!!!

Muchas gracias Claudia.

Empecé a leer El Hombre y sus Símbolos de C. Jung y me está resultando interesante y esclarecedor. Gracias Claudia.

Bonita entrevista Enrique. El rostro de Claudia junto con sus palabras nos ofrece una sensación de dulce serenidad. Modesta y sencilla con un proyecto ambicioso de ayuda a los marginados y generosa al compartir su sabiduría con nosotros en su blog y página de facebook.
Te admiro Claudia, por tu compromiso gratuito con los demás, no sé de donde sacas el tiempo para hacer tantas cosas.
“Cuídate mucho, para poder cuidarnos”

bueno Esther debo decirte que ni yo se donde sale mi tiempo!!! gracias por tanto afecto! me hace falta como a todos! un cariño!

Añadir nuevo comentario

No se publicarán los mensajes que sean intolerantes o irrespetuosos y que no sigan las reglas de netiqueta.

Los campos marcados con * son obligatorios.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los carácteres mostrados en la imagen