Un Mundo Feliz (1932)
Autor: 
Aldous Huxley
Título original: Brave New World
Novela.
Editorial: 
Cátedra, 2013

Sinopsis

Tras una imponente guerra química, surge un nuevo orden mundial dominado por la tecnología más avanzada aplicada a todos los niveles imaginables de la vida cotidiana. Aquello que no conviene al estado es censurado. La libertad de elección y la de expresión están prohibidas. La felicidad radica en la supresión de los comportamientos emotivos, las inquietudes intelectuales y las manifestaciones artísticas. En ese mundo utópico en el que la pobreza y las epidemias han sido erradicadas, el estado de "bienestar social" se ha conseguido a costa de eliminar individualidades.

Imagen: Editorial Cátedra.

¿Qué nos aporta este libro?

Las personas avanzamos en sociedad al ritmo que nos marcan. Todos intentamos encontrar un lugar en el que encajar, en el que sentirnos cómodos, una "zona de confort" al refugio de nuestros semejantes que nos permita beneficiarnos de las ventajas comunes y que, por supuesto, nos exima de toda culpa individual. Desde que el universo es algo más que una singularidad espacio-temporal, pertenecer a la mayoría nos ha hecho fuertes... o eso hemos querido creer.

La sociedad de consumo en la que vivimos inmersos no es muy diferente a la ficticia de la novela de Huxley. Los jóvenes cada vez leen menos, el cine cada vez es más comercial, la tecnología acerca a los que están más lejos mientras, paradójicamente, aleja a los que están más cerca. La televisión nos vende una realidad que conviene a unos y a otros, pero nunca a los consumidores. Si en Un mundo feliz el gobierno proporciona una ración diaria de droga farmacológica para manipular y controlar a las masas, nosotros sucumbimos a una felicidad inducida, temporal y falsa que nos aborda cada minuto desde los quioscos de prensa, los paneles publicitarios, los panfletos propagandísticos de los grandes almacenes, las modas que van y vienen, los vecinos del quinto, nuestro hijo adolescente que cree ser único por pertenecer a un grupo urbano donde todos se sienten únicos.

Nos encaminamos a una era conformista en la que a nadie importará el ser manejado al antojo de unos cuantos siempre que la mayoría corra la misma suerte. Y después, ¿qué? ¿Ningún punto negro sobre fondo blanco? Avanzar en círculos nunca ha llevado a ningún lugar. No olvides, por favor, que no somos lo que nos asemeja al resto, si no lo que nos diferencia.

<<El encanto enigmático de la Historia reside en el hecho de que, de época en época, nada cambia y aun así todo es completamente diferente>>.

Aldous Huxley

Filósofo y escritor británico

Bookmark and Share

Etiquetas:

Comentarios

¿Realmente es un mundo feliz el que nos presenta irónicamente el autor inglés? Confío que siempre quedarán almas rebeldes como dice la canción de Che Sudaka ¡Almas rebeldes levántense! Griten mas fuerte DESPIÉRTENSE!!!!... Que no se conformen con una vida alienante.

Espero que nadie te diga a través de este espacio que sí, Esther. Huxley luchó como mejor sabía, con la palabra, contra el capitalismo y el consumismo que venía apoderándose ya de las masas a principios del siglo XX. No aprendieron entonces y no aprenderemos ahora. Llevar a la práctica la teoría continúa siendo la asignatura pendiente del ser humano. Un beso, compañera.

He releído el libro de A. Huxley, Silvia. Y sí, resulta patético e inconcebible, pero nos hallamos inmersos en una era conformista. Mucho parloteo aquí y allá. Eso sí, paloteo insustancial, quejoso e irreflexivo. Terminado el parloteo un mutis por el foro y donde he dicho digo ahora digo Diego... Saludos.

Nos estamos convirtiendo en peces que se dejan arrastrar por la corriente por propia naturaleza. Entre las muchas cosas de las que nuestra sociedad carece es de amor propio. La capacidad de lucha debemos de haberla dejado olvidada en algún cajón porque, aunque nos encaminamos hacia lo peor, no somos capaces de buscar un camino alternativo. Como bien dices, Antonio, todo se reduce a un "parloteo insustancial, quejoso e irreflexivo"... así nos va. Gracias por tu tiempo.

Me pone los pelos como escarpias estos tipos de libros y estos tipos de autores. Lo digo porque para más inri lo que dicen en sus libros tiene todo el sentido del mundo y no les falta ni un ápice de razón. Me ha llamado mucho la atención la frase de Huxley: "Nada cambia y aun así todo es completamente diferente"....................................

Lo cierto, Andrés, es que a mí también me ha llamado la atención la frase final de Huxley, sobre todo porque tiene toda la razón. A veces no está de más que nos recuerden que la historia tiende a repetirse, aunque sea desde otro lugar y otro tiempo. Un saludo agradecido.

Lo que plantea el autor es una nueva civilización que deshumanizaría a la tierra para convertirnos a todos en robots. Sería bueno para un videogame.

En realidad, Iker Israel, lo que plantea el autor es una crítica a lo que llamas "una nueva civilización que deshumanizaría a la tierra", una crítica feroz por cierto. Y, la verdad, no sé si su novela podría servir de base argumental a un nuevo videojuego (sonrío), pero no me cabe duda de que su lectura nos resultaría del todo satisfactoria (aprovechando que mañana se cumple el 120 aniversario de su nacimiento). Gracias por tu tiempo. Saludos.

Gracias por la aclaración Silvia. Sobre el video juego me refería al tema en sí futurista y tal vez un poco imaginativo de mi parte. Que bueno que sonreíste con el comentario, esa es la idea de dar mi opinión además de aprender por medio de ustedes también.

Añadir nuevo comentario

No se publicarán los mensajes que sean intolerantes o irrespetuosos y que no sigan las reglas de netiqueta.

Los campos marcados con * son obligatorios.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los carácteres mostrados en la imagen